Crecimiento durante los meses de enero a octubre lograron el ingreso al país de 31.400 millones de dólares, dinero que servirá para «atender las demandas sociales de tantas personas que lo están pasando mal»,  afirmó el ministro de Minería Baldo Prokurica. Además comentó que, a pesar de que la pandemia ha azotado muy fuertemente el país y el mundo, este crecimiento es la mejor prueba de que la minería es la locomotora de la economía Chilena.

Los 31.400 millones de dólares fueron ganados en el territorio nacional gracias a los envíos al extranjero de cobre, hierro, plata, oro, concentrado de molibdeno, carbonato de litio, sal marina y de mesa, según el reporte del Banco Central, del cual, el 90% corresponde al cobre. Sin embargo, durante este mismo período, las exportaciones no mineras cayeron 9,9%.

En base a la afirmación del Ministro sobre el uso de este dinero, el comentó que será de gran aporte al Fisco, entidad que necesita de manera urgente recursos para atender las demandas sociales del país, entregándose casi 3.000 millones de dólares en aportes directos.

El gerente de estudios de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), Álvaro Merino, también comentó que la minería ha tenido un rol indispensable este año, evitando que la caída de la actividad económica del país sea más compleja, y logrando además, una activa participación en la recuperación económica de Chile, tal como lo ha hecho en varios momentos complejos de historia.

Existen expectativas positivas en el mediano y largo plazo para la minería, gracias a la cartera de proyectos en construcción que está pronto a iniciarse y que superan los 17.000 millones de dólares para el 2023, y que además generarán más de 33.000 empleos. Prokurica explica que, para la próxima década se concretarían inversiones por 74.000 millones de dólares, cifras que se traducen en empleos, mejor calidad de vida, progreso y bienestar para millones de familias.